Una de tías

Por si no lo sabían, soy muy fan de una peli. Se titula “The Descent“, es de 2006 y la dirige el cada vez más de culto Sr. Neil Marshall. Las protas son todo tías, pero ese tipo de tías de cine que me molan, las autosuficientes. Porque de esas hay varias (y que vayan en augmento, plis), pero a mí, las que me molan, son las que no son superheroínas o con dotes especiales. Las supertías que me fascinan, son las herederas de Ellen Ripley,  y de las Sarah Connors . Son las Beatrixx Kiddo, las Veronica Mars o las protas de “The Descent“. O sea, algo así, miren:

 

Hace un par de noches, en el programa de TV3 “No em ratllis“, un niño preguntó a Llongueras y a Izaguirre si ambos eran gays. La respuesta individual de cada uno acabó con una común admiración-fascinación no sexual hacia las féminas. De ellas dijeron los estupendas que son, lo inteligentísimas y lo mucho más fascinantes que son respecto a los tíos. Yo estoy totalmente de acuerdo. A mí una tipa con carácter me fascina. Y cuando hablo de carácter hablo de actitud, no de que sea una gilipollas. Yo estoy seguro que las tías de este tipo me molaron desde la primera vez que vi a Lauren Bacall (CLICA CLICA CLICA) en una peli antigua. Porque a mí, la Bacall, me pareció siempre una estupenda. Luego crecí y descubrí cuán molaban las tías del Blancoynegro del Hollywood dorado. Y Norma Desmond sigue siendo un personaje alucinante. Y supongo que algunas de ahora, de aquí 40 años causarán el mismo impacto a las siguientes generaciones, aunque ahora, todo es tan rápido y efímero-pop, que cuesta hacerse una idea. Yo tengo mis favoritas, claro.

El asunto, es que he estado casi tr3s día combatiendo árduamente contra una gripe que ha invadido mi cuerpo y he aprovechado para volver a verme un par de películas de mujeres molonas. La una es “Death Proof“, que desde el cine no la había vuelto a ver. Y la he saboreado de lo lindo, me he quedado con muchos detalles y me ha fascinado lo que se dice muchísimo. Luego he devorado, saboreado y gozado viendo el festival que supone “The Descent” de la cual, no puedo hablar mucho para no fastidiaros nada de nada, pero es que ese grupo de mujeres  de amistad chirriante (Rebecca, Sarah, Juno, Beth, Sam y Holly) a las que les encanta los deportes de aventura, son auténticas mujeres, con lo bueno y malo que ello comporta. Porque en “The Descent“, aparte de la trama, del cásting perfecto, de toda la peli en si, de los paisajes en los Apalaches y de lo bien hecha que está, se muestran muchos matices de las mujeres, de lo listas que son, de su sentido de supervivencia, de lo leonas que son, y de lo hienas que pueden llegar a ser.  Yo sigo diciendo que es una de las pelis de angustia de verdad que se han hecho últimamente, porque yo, lo paso bastante mal cada vez que la veo. 

Las chicas de THE DESCENT

* En “The Descent” hay un momento en que dos de las protas van en su todoterreno y ponen la radio. Intentan sintonizar alguna emisora y, en una de ellas, se escucha un banjo muy peculiar que yo, me atrevo a decir que es un homenaje a ese otro peliculón titulado “Deliverance“, en el que los protagonistas son un grupo de tíos de ciudad con cierto carácter chulesco urbanita sobre el ermitaño rural extremo. Nuestros protagonistas, entre ellos Burt Reynolds (el muso secreto de Tom of Finland) y John Voight en sus años mozos, deciden hacer piragüismo en un río condenado a desaparecer. Las similitudes entre ambas películas están clarísimas aunque en distintos medios. Yo soy un fan total de las dos y no dejo de recomendarlas y tenerlas como referencias. “Deliverance“, aquí titulada “Defensa“, al igual que “The Descent“, es de un malrollismo que asusta, del que se te queda como referencia y a la que acudes en la memoria dependiendo en la situación que te encuentres… Véanla, ya.

Anuncios

~ por Sr.Unpoco en 10 febrero 2008.

4 comentarios to “Una de tías”

  1. La escena en cuestión de Lauren Bacall es una de las de mayor tensión sexual que he visto nunca. En serio, cómo se puede mostrar tanto sin enseñar nada.

    Y enlazando con las malas-malísimas de tu otro post, no se te olvide nunca Barba Stanwyck.

  2. Tiene usted razón. The Descent es una gran…..comedia….Incomprendida en su momento, por otro, lado, porke el público no fue capaz de verle la gracia a los monstruitos del final o a esos minutos eterrrrrrnos en los ke no se ve ABSOLUTAMENTE NADA. Así también hago yo una peli….Y kince……
    Ke sepa ke me he cortao, porke en serio le digo ke la peli me pareció una tomadura de pelo considerable, y ke nombre a la reina del olimpo Teniente Ripley al lado de estas mindunguis, duele.

  3. Vamos mal Sr.MM, revisite la peli. La gracia, precisamente, es el veo y no veo. Y disculpe, se ve un buen trecho. Sí sí. Q gran peli sí.

  4. Lo malo es ke se vean precisamente esos monstruitos ke parecen sacados de Barrio Sésamo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: