La ciencia de los sueños

•18 marzo 2008 • 2 comentarios

Michel GondryHace tiempo que le tenia ganas a esta pelicula. Desde su estreno he oido hablar mucho y mal de ella. Despues de la fantastica Olvidate de mi, la gente esperaba otra pelicula de ese estilo y aunque La ciencia de los sueños tiene un toque parecido, no es el mismo estilo.

La historia trata sobre Stéphane Miroux (Gael García Bernal) que va a vivir con su madre y empieza a trabajar una imprenta y aunque el piensa que su trabajo va a ser de creativo, no deja de ser un trabajo de maquetacion. En su nueva vida conoce a una vecina con la que mantendra una extraña relación de amistad/amor que le llevara a hacer locuras que no todo el mundo podra entender. La gran diferencia entre sus anteriores peliculas y esta reside en el guionista, Charlie Kaufman, que sabe aportar toques de calidad que el Sr. Gondry ni huele en esta pelicula. A pesar de la falta de ese guion solido, Gondry nos deleita con una pelicula que visualmente es fantastica, con efectos especiales muy artesanales que nos sumergen en el mundo fantastico del protagonista.

Aunque como he dicho antes el guion no sea lo mejor del film, tampoco es que sea malo, a mi la historia me gusto bastante y los personajes son grandiosos, en ningun momento me parecio una pelicula aburrida y sin sentido, como habia leido. En definitiva, una historia fascinante y conmovedora de uno de los mayores genios del audiovisual del momento.

Malas Ventas

•4 marzo 2008 • 1 comentario

Alex RobinsonSi un cómic se titula “Malas Ventas“, fijo que mola. Sí, cuesta unos 35 €uros pero son más de 600 páginas encuadernadas en tapa dura y, además, te llevas una obra premiada con el Premio Eisner en 2001,  el premio a mejor obra novel del festival de Angoulême, el Ignatz Award y el Firecracker Award. Eso en premios, porque en nominaciones no terminamos.  Para que ustedes se aclaren, sería equivalente a ganar el Oscar, el Oso de la Berlinale, la espiga de Cannes y la concha de San Sebastián, todo eso, pero en cómic.

¿Y es bonito? Pues miren, no es un trabajo que uno se compre por el dibujo, para qué engañarnos (yo lo hice por el título, ni idea de su currículum…), no es una historia de superhéroes ni tiene momentos épicos. No salen tías buenas ni supervillanos. Además es en blanco y negro, entintado con rotring y sí, todo con aspecto de fanzine (que para algo es superindependiente). ¿Por qué tenerlo? Primero pagas los 35€urazos antes de invertirlos en la última mierda de Ken Follett, y el resto es un viaje de personas normalísimas sumergidas en esa década hiperveloz comprendida entre los 20 y los 30, cuando tus sueños de futuro se vuelven reales o quedan en sueños, cuando conoces al amor de tu vida, cuando tienes un amig@ cuya pareja es un problema pero que jamás dejará y vivirá con ello lo que le queda de vida, la década en que aceptas el fraude que son tu padres, el período en que acabas convirtiéndote en aquello que dijiste que jamás serías: tus padres; de la vida en un trabajo de mierda, de no llegar a fin de mes, de nuestros ídolos y enemigos de ideales… En “Malas Ventas” pasa lo más espectacular y extraordinario e impensable: la vida.  Es imposible no sentirse identificado con Ed (mi héroe), Sherm, Jane, StephenDorothy entre otros. De sus vidas y, sobretodo, miserias. De los cafés que hacen con los amigos, de las dudas que a uno le asaltan, de los pisos compartidos… de los 30. Por no mencionar ese epílogo, un broche de oro comparable al final de “A Dos Metros Bajo Tierra“.

Porque “Malas Ventas” tiene ‘eso’ que pese a su aparente sencillez, te atrapa y te arrastra hasta tal punto -y ahora hablo de mí- que una vez terminas, tu vida forma parte de ellos, y ves las cosas en viñetas, y piensas que a ellos también les ocurren esas cosas, esas cosas de mierda que hace que algunos días sean una jodienda levantarse de la cama.

Box Office Poison | Malas Ventas

La Tetería del Oso Malayo

•3 marzo 2008 • 1 comentario

Autorretrato de David RubîAhora que estoy con las emociones alteradas. Que las cosas no van como uno quisiera (el amor bien, gracias), que el orden está apartando el caos de mis 29 años para entrar chachi en los 30 en apenas medio año, ahora, y superado ese peso de sentir que todos esperan mucho de tí y que tú no das nada; ahora que necesito llorar mucho pero que las lágrimas se han puesto orgullosas y se niegan a colaborar; ahora que mis amigos están muy lejos; ahora que necesito más que nunca romper con todo pero que es imposible porque no tengo un trabajo de reserva; ahora que lo bueno es óptimo y lo malo llama a la fatalidad; ahora que me vuelvo a sentir adolescente pensando en cómo sería suicidarse; ahora que mis colores favoritos se quedan en el armario para no lucir nada; ahora que Murcia me cae al fin del mundo (MM, va por ti); ahora, con todo esto, sé que es el momento de, tras casi 15 años, volver a dibujar. En serio. De dibujar y ganar premios. De dedicarme al 9º arte. Ahora, por eso, he dejado novelas apartadas y no he sentido pesar. Ahora, por eso, vuelvo a comprar comics, los mejores de todos. Ahora, por eso, vuelvo a ponerme al día. Y veo que lo puedo hacer. Y veo que quizás sí sea bueno de verdad. Y veo que tengo una buena historia, o dos o hasta 1000 buenas historias que contar. Y veo que puede hacerse. Y veo que me va a costar, pero no me meteré prisa, sólo a hacer un poco cada día. O cada semana. A dedicarle mimos a mis ideas. A mis dibujos. A pulir los ángulos para que todo sea suave. A aplicar lo aprendido en estos 15 años de audiovisuales, publicidad, iluminación, cine y fotografía a contar un cuento. Que será cruel, y tierno. Implacable como los momentos torcidos de la vida individual. Y a tomar lo mejor de cada licencia. Hora de tomarse un té.

He estado 2 días atrapado en 184 páginas de un consultorio psico-anímico que se esconde tras la apariencia de una tetería regentada por un tal Sígfrido. Ofrece buenos tés, mejores infusiones e insuperable trato. Y la gente es fantástica. Héroes de guerra, superhéroes retirados, amantes desolados y criatura mitológicas víctimas de sus propias leyendas y quimeras. En la barra y en las mesas caben todos con sus historias tremendas, emotivas, asfixiantes y que te atrapan cosa mala. Qué bonita es “La Tetería del Oso Malayo“. Qué auténtica, que llanto interno me ha suscitado. Qué cuentos tan reales, qué golpes tan certeros. Qué dibujo tan idóneo a cargo de David Rubín, que le ha valido múltiples premios y nominaciones. Pero lo más importante, el reconocimiento a su arte, a su forma de ver, a la obra que hace a propios y extraños contándonos todas estas cosas. Qué bonito. Qué perfecto. Quiero más té.

La Teterá Del Oso Malayo (Astiberri)

Lujosa y Pastoril

•1 marzo 2008 • 3 comentarios

Aprovechando mi 4×3 de la FNAC fui a asaltar el establecimiento. 2 productos tenía en mente, y 2 me volvieron un poco loco. El recopilatorio de NajwaJean que estaba allí, impertinente, con lo árduo que resultaba encontrarlo por Navidades; la edición especial de Ladytron y su Witching Hour que incluye cosas como ESTA; la edición preciosista (eso sí que es una edición especial de verdad) del Seventh Tree de Goldfrapp; y el nuevo trabajo de Pastora “Circuitos de Lujo“, 4º del grupo, y t3rcero con Dolo al frente. O sea, que es el 3º de forma oficialmente pastoril.

Ante todo, me encanta el grupo. Recuerdo que cuando salió, cuando emergió la fama cantándole a LOLA, yo tenía ese sentimiento bipolar llamado amor-odio. Que me gustaba la novedad pero estaba en contra de la imagen que se proyectaba (moderna barcelonesa en fiesta privée de modernas, o sea, en lo que me he convertido o he asumido que soy en muchos aspectos). Pero ya son 3 trabajazos que han ido a mejor, como el buen vino. Con esas letras que, oigan, a veces me dan miedo lo mucho que me recuerdan a mí, a mi vida, a mis cosas. Jamás me he sentido tan identificado con lo que se dicen en esas letras. Yo he pasado mucho tiempo siendo “Desolado“, he tenido muchos de eso llamado “Día Tonto“, he vivido “Grandes Despedidas“, mi vida transcurre a cámare lenta y como un videoclip cuando siento “Decibelios” en una discoteca, mucha gente cree que soy una persona “Cósmica“, y a veces lo soy, ¿pero “Y qué pasa si soy del montón“?. Esto y mucho más es Pastora en mi vida.

Estoy haciéndome aún con el nuevo trabajo, pero llevo toda la semana alucinando con esas nuevas canciones, aunque la versión que hacen de Aterciopelados de me resiste cosa mala malísima. Y aunque el disco nuevo es, a mi gusto, demasiado pop, lo considero indispensable, buenísimo, de alto standing, haciendo honor al título, a sus Circuitos de Lujo. Todo depende del tiempo para que lo valore al 100%. Para que lo escuche, para que me vuelva a sentar en un parque sin hacer nada más que escuchar lo que canta Dolo. Eso sí, se echa en falta que el CeDé fuera una edición especial o algo por el estilo, que la industria está fatal y el dinero tampoco nos sobra.

Y Dolo. Qué grande es Dolo. Qué voz tan bonita y personal cuando canta. Y porque no la han oído recitar en el teatro, que en la obra “Last Chance”, ella se crecía como un titán del Olimpo, con esa voz que impone, que avasalla. Que Excita y cohíbe. Que Dolo es una gran diosa grandiosa. Es LA MUJER. El personaje fuerte, la guerrera de una peli de acción. Una mujer de derrumbar la emociones con sólo entonar una nota. Con su presencia. Qué belleza. Qué guapa la veo. Qué guapa es. Ostias.

Y ahora… UN VIDEO, UN TEMA del pasado que me llena hoy cosa mala.

Ikigami

•14 febrero 2008 • 2 comentarios

IkiiiiEsta semana, que llevamos medio transcurso, he ido al cine 2 veces (la del Bardem, y la entretinidíiiiisima CLOVERFIELD -pasando de decir MONSTRUOSO, que resulta insultante-), he tenido visita al médico, he empezado muy en serio el gimnasio haciendo Steps y Cardiobox y Aeroboxing, así que me duele de todo. También tengo sesión de fotos con modelo asiática el viernes, he subtitulado no menos de 12 películas, veterinario el sábado por la mañana, estar con mamá el sábado por la tarde, cena con Vandra el sábado noche, excursión domingo y un ahuecamiento en la agenda para ver “Pozos de Ambición”. Y a mí, se me ocurre hablar del IKIGAMI. Bien.

Antes de que se me olvide, el Sr.Moebius y el Sr.Milo Manara, maestro de la lectura con una sola mano, estarán presentes en el próximo Saló del Còmic de Barcelona, por ahí mediados de Abril si no vuelven a bailar las fechas. O sea, habrá que ir.  Pero volvamos al Ikigami antes de que algún funcionario llame a mi puerta a entregarme uno de los mismos por equivocación. Y digo por equivocación porque no tengo una edad comprendida entre los 18 y los 26, ni soy japonés. Por suerte pasé el primer requisito de edad, y por desgracia no tengo la tecnología ni el gen fashion nipón. Pero bué.  En caso de que o bien fuera unos años menores y perteneciera a la sociedad Nintendo, el Ikigami podría serme entregado, y eso, amiguetes es una putada desde antes de tener uso de razón. Ya en pre-escolar, te vienen unos señores muy serios y bastante estirados, con cara de pasa agria para explicarte que te van a inocular una vacuna, la vacuna del Ikigami. En plan mano inocente, que allí se lleva mucho (si no, miren “Battle Royale”), a cualquier niño le puede tocar la SUPERVACUNA, pero eso no se sabrá hasta que se llegue al segmento de edad ya mencionado, el de los 18 a 26.  A esa edad, si la vacuna inoculada a tu tiernísima infancia -cuando aún veías las jeringuillas como el cuchillo de Norman Bates- era la SUPERVACUNA, suponía que era un SUPERGAFE, porque la SUPERVACUNA DE SUPERGAFE contenía una nanocápsula que llegada la edad SUPERCHUNGA, estallaba en pleno corazón y morías. Ala. Así te lo digo. Yo ya tengo 29 y me ha ido de pelos y de kilómetros de distancia.

El asunto, es que en Ikigamilandia, o sea, Japón, este proceso es importantísimo. Y si estás en contra, si opinas mal acerca de ello, si se te ocurre poner a parir el sistema, eres declarado insurrecto, enemigo del estado, así que, como en 1984, será perseguido y te meterán una nanocápsula vía intravenosa para recibir tu castigo. No obstante, no se equivoquen, este método es un aliciente para vivir mucho más, y más mejor con mucha vitalidad y mucho carpe diem y bla bla bla. Pero si antes he dicho que iba a suertes, la rama estatal que gestiona el asunto, tiene archivados qué número de serie de vacuna ha caído a cada niño, de manera que si eres el SUPERGAFE, 24 horas antes de que la nanocápsula haga ¡BUM!, un funcionario irá, te localizará o te mandará un comunicado acerca de lo desgraciado que eres. Y ese comunicado de muerte, es el IKIGAMI.

Una vez tengas el Ikigami, tienes 24 horas de “TODO VALE” con lo que muchos de vosotros optaréis por follar, matar, delinquir, dejaros ir… Pues no. Si cometes un delito, tu familia pierde todo el derecho de pensiones, los endeudas hasta dejarlos en la miseria, bajo un puente, serán señalasod y perseguidos por el gobierno y serán considerados insurrectos. Vaya, que lo de TODO VALE, y unos cojones.

Ikigami, un marrón

Freak: Anton Chigurh

•12 febrero 2008 • 1 comentario

AntoneteAnton Chigurh es un friki. O sea, q nos mola poner en la estantería de frikis celuloides a Anton. En la estantería estará con el circo de Browning y sus microcéfalos, estará con El Predicador de “La Noche del Cazador, con el rarito de Dexter, con Tyler Durden y Marla Singer, con Leonard Shelby, con Baby Jane, con Norman Bates (fijo que se hacen amigos), y con el estiloso Patrick Bateman . Probablemente Donnie Darko ni le hable, porque Donnie es super super reservado. La verdad que la estantería empieza a ser una fiesta… Me gusta que Anton tenga su propio estilo, muy a lo Nino Bravo, pero lo mejor de Anton, aparte de su peinado imposible, es su extraña arma que tan por culo está dando en las investigaciones policiales de la América profunda, esa de la Texas fronteriza a México. Anton, somos fans tuyos, de verdad. Además, es que te han hecho una peli, que no veas, cómo nos ha gustado, y eso que últimamente los Cohen como que no, pero fíjese, en la peli todo es un acierto, y además le da réplica un reparto molón de verdad, claro que a nosotros, nos pierde Josh Brolin, que es tan trash, tan auténtico y tan eternamente Goonie. En fin, nosotros lo mantenemos como peli, y personaje de culto, Sr. Chigurh, y no se preocupe, para nosotros siempre será joven porque, tal y como reza el título: NO ES PAÍS PARA VIEJOS.

46 formas de hacerte la sueca

•12 febrero 2008 • 1 comentario

The Cardigans

1.Sólo por temas como este que me han hecho llorar…
 

2.Por tener uno de mis videos favoritos…

3.Y por lo variado de cada uno de sus álbumes…

Le paso el THE BEST OF de los Cardigans. Delicioso.